Iontoforesis y su importancia

Home / Blog Biodental

La palabra proviene de dos términos, ion, que alude a átomos con carga eléctrica, y foresis, transporte. También se la ha denominado electrolisis medicamentosa, iontoterapia, cataforesis, galvano ionización, etc.

Es una técnica médica que emplea la electricidad como mecanismo motor para el desplazamiento de sustancias a través de la piel.
El uso de la electricidad es relativamente antiguo en la historia de la medicina. 

Los romanos ya empleaban anguilas eléctricas para aliviar determinados tipos de dolores. La iontoforesis emplea una corriente galvánica, continua y de baja intensidad, mediante la colocación de dos electrodos, uno de los cuales está impregnado de la sustancia terapéutica.
El medicamento pasa a través de la piel sin necesidad de punción, lo que se consigue gracias a que los medicamentos empleados son hidrofílicos y tienen la propiedad de ionizarse en presencia de una corriente eléctrica.

La ionización da lugar a una molécula cargada y a un ion suelto de carga contraria. Por afinidad, cada una de las partes ionizadas acude a uno de los polos eléctricos empleados, descargando la sustancia activa en el interior del cuerpo. Supone una enorme ventaja el hecho de no tener que puncionar al paciente: es una técnica incruenta.

Su eficacia se relaciona con la superficie de contacto. Cuanto mayor es el electrodo, mayor es la superficie sobre la que actúa, pero tiene el inconveniente de la profundidad a la que puede llegar: de 10 a 20 mm.

Comentarios

Nelson Maria
hace 1 hora

Buen post, gracias.